Impacto Colaborativo: Redescubriendo el tercer sector

Impacto Colaborativo: Redescubriendo el tercer sector

Por Clycme
Publicado en Donaciones
24 de agosto, 2022
2 minutos de lectura

Disminuir las emisiones de carbono, venta de productos reciclados, packaging amigable con el medio ambiente, aplicación de energías limpias, disminución de la brecha de género, trabajo inclusivo para personas con discapacidad y un largo etcétera, son acciones que de a poco han ido integrando muchas marcas a sus procesos y valores para lograr la tan demandada transformación de una empresa tradicional hacia una socialmente responsable.

Sin embargo, la implementación de estas acciones de manera interna puede resultar en un proceso cansino y costoso para muchas otras que no cuentan con los recursos ni el know how necesario para lograr este cambio cultural dentro de la misma organización: la búsqueda de un propósito que ofrezca un aporte más tangible a la sociedad.

De la Responsabilidad Social Empresarial a la Búsqueda de un Propósito

A principios de siglo, la sigla RSE estaba presente en cada conferencia y seminario empresarial, muchas empresas creyeron que aplicando estas estrategias, mucho más cercanas al marketing que a la búsqueda real de un propósito, podrían realizar una “limpieza de imagen” y continuar con sus actividades, en algunos casos cuestionables, sin medir consecuencias; lejos del tan ansiado desarrollo sostenible e inclusión social. La mala aplicación de estas políticas por parte de algunas marcas, llegaron a dotar esta sigla de una connotación cada vez más negativa asociada a conceptos como el greenwashing.

Un consumidor cada vez más informado e hiperconectado es mucho más difícil de engañar, ya no se pueden canalizar las externalidades negativas de las empresas a través de estrategias de marketing destinadas a crear una imagen ilusoria de la responsabilidad ecológica y social.

Lo que nos lleva nuevamente al prólogo de este artículo: los conceptos de sustentabilidad, inclusión y responsabilidad social deben ser tomados de manera seria por parte de las empresas, dándole la real importancia que esta tiene porque así lo demandan sus consumidores.

Este nuevo contexto ha puesto en jaque a muchas marcas, independientemente de su tamaño o antigüedad, que están siendo empujadas a buscar un propósito más allá de la rentabilidad económica, la mayoría de ellas, sin ningún tipo de expertise y con presupuestos limitados para poder causar un impacto significativo en su entorno.

Generación de alianzas entre el Sector Privado y ONG.

Como se mencionó anteriormente, crear una estrategia de impacto social y ambiental puede llevar mucho tiempo, recursos y contar con el know how necesario para lograr cambios significativos en nuestro entorno. Estas cualidades ya están presentes en muchas organizaciones de la sociedad civil, dispuestas a unir fuerzas con el sector empresarial para lograr los cambios fundamentales que nuestra sociedad demanda de manera colaborativa.

El desafío se resume en la necesidad de crear puentes que permitan generar sinergias entre estos dos sectores capaces de ofrecer soluciones y beneficios a ambos.

this is GOOD: Garantía del compromiso empresarial y la colaboración con el tercer sector.

this is GOOD, explora el concepto de Impacto Colaborativo, haciendo efectiva la alianza entre estos dos sectores, posibilitando relaciones de confianza, transparencia y eficacia en la implementación de políticas de impacto por parte de ambos.

La unión entre la ONG y la empresa privada es la forma más efectiva de lograr cambios tangibles, duraderos y escalables, beneficiando a ambas partes y multiplicando exponencialmente el impacto a un costo muchísimo menor que aplicando políticas internas por parte del sector privado.


Clycme

Clycme

Posts Relacionados

Objetivos de Desarrollo Sostenible: ¿De donde partimos y donde estamos?
Donaciones
Objetivos de Desarrollo Sostenible: ¿De donde partimos y donde estamos?
25 de abril, 2022
4 min
© 2022, All Rights Reserved.

Producto

DescubreConectaImpacta

Redes sociales